Historia de la música

La música del siglo XVIII, Mozart

Viernes, 11 de Diciembre de 2018

Mozart

Mozart nace en 1756 en Salzburgo. Su padre era violinista y compositor, y maestro adjunto de capilla del Arzobispado. Enseñará a su hijo privilegiado además será superdotado para esta arte.

En 1762, a los seis años, compone sus primeras obras, unos minuetos y allegros. Da conciertos en Munich y en Viena. Incluso se interesan los emperadores de Austria.

Entre 1763 y 1766 hace una gira con su familia entera por varios países de Europa como Francia, Países Bajos e Inglaterra, donde varios monarcas se interesan y se entrevistan con ellos.

En 1764 Mozart consigue imprimir su primera obra Cuatro sonatas para clave y violín, K6, K7, K8, K9.

En 1765 compone su Primera Sinfonía.

En 1768 Mozart compone su primera ópera bufa La Finta Semplice.

En 1769 Mozart compone algunas misas y minuetos. Viaja con su padre por toda Italia casi año y medio donde recibe clases de contrapunto y sobre los usos de la polifonía vocal. Regresan después a Salzburgo, y escribe más sinfonías. Aunque meses más tarde regresarán a Italia para estrenar una ópera y donde compone los cinco Cuartetos milaneses.

En 1773 Mozart abandona Italia para no regresar jamás. Se queda entre Salzburgo y Viena. Compone entonces Seis Cuartetos vieneses y algunas obras más.

En 1775 Mozart tiene problemas con el nuevo arzobispo Colloredo. Dos años después emprende su gran viaje por varios lugares de Europa: Mannhein, París, Estrasburgo y Munich, pero que será un gran fracaso moral y financiero. En el viaje muere su madre enferma y una jovencita cantante le rechaza su proposición.

En 1779 Mozart compone Misa de la Coronación, Sinfonía concertante para violín y viola y Serenata n.º 10 para vientos «Gran partita» (KV361), esta última es la obra maestra del género de las serenatas.

En 1782 Mozart descubre a Bach. Compone Sinfonía Haffner. Y estrena con éxito un Singspiel, la ópera de los burgueses, titulado El rapto en el serrallo. Se casará con Constanza, la hermana de la cantante que le rechazó cuatro años antes.

En 1783 Mozart compone Sinfonía Linz y Gran Misa n.º 17 en do menor, obra capital y trascendental. Comienza a endeudarse pero a la vez entra en sus años más prósperos en cuanto a calidad.

En 1785 es muy famoso en Viena. Compone una de sus obras maestras, la ópera Las bodas de Fígaro. Al año siguiente compone otra gran obra titulada Sinfonía Praga.

En 1787 Mozart compone Pequeña Serenata Nocturna y Quintetos de cuerda en sol menor (K516), considerada la obra cumbre de la música de cámara. Estrena, además, con éxito la grandiosa ópera y obra maestra Don Giovanni en Praga. Esta obra muestra la cúspide su teatro en el primer acto y las escenas finales.

En 1788 Mozart compone Concierto para la Coronación para piano. Es nombrado compositor de la Cámara Imperial y Real en sustitución de Gluck aunque por un sueldo irrisorio. En este tiempo compone sus tres últimas sinfonías, entre ellas la Sinfonía Júpiter.

En 1789 Mozart compone Quinteto para clarinete y cuerdas en la mayor (KV581), y la ópera Cosi fan tutte, una auténtica obra maestra.

En 1790 Mozart obtiene un gran éxito en Viena. Compone Quinteto de cuerda en Ré. Muere su gran protector, el emperador José II.

En 1791 Mozart se halla muy endeudado aunque continúa componiendo, por ejemplo, Concierto para piano en si bemol (K595), la obra maestra y la grandiosa ópera La Flauta Mágica de gigantesco éxito, y Quinteto de cuerda en mi bemol.

Ese mismo año, Mozart, muy cansado y enfermo morirá tumbado en su cama recitando notas. En el camino a su enterramiento, en mitad de la niebla, la marcha del féretro se extravía y el cadáver termina en una fosa común y nunca se recuperó su cuerpo.

A pesar de su talento y su calidad sus obras apenas se reprodujeron hasta los años 30 del siglo XX, que es cuando se redescubre al gran Mozart. Junto con Wagner y Verdi, Mozart es el más insigne de los músicos de teatro y además fue su ambición favorita.