Historia de la música

La música del Clasicismo en el siglo XVII. Francia, Alemania e Inglaterra

Viernes, 17 de Agosto de 2018

FRANCIA

Lo que se escucha en Francia en esta época es cierta música cortesana, imitación a la herencia de su música antigua, pero lejos de aquel pasado glorioso, y no prestan demasiada atención a lo que llega de Italia, a la que se critica duramente. No gustando, o no aceptando, lo que llega del exterior, se mantienen clavados en el pasado. Y no hay excusa, ya que todos los compositores francesas podían haber advertido las tendencias actuales que otros contemporáneos suyos desarrollaban en la polifonía, el órgano, la ópera, la música instrumental....

Como ejemplo de lo que decimos se puede comprobar en las obras de Pierre Guédron, Boesset, Bataille, Moulinier, Eustache du Caurroy, Nicolas Formé o Besard.

El organista Titelouze destaca en su campo a pesar de sus técnicas antiguas. Así también lo hace Chambonnières en el clavicémbalo.

Mientras Italia desarrollaba su ópera, en Francia el espectáculo se ofrecía en la danza con sus coros y orquesta a través de un argumento mitológico o histórico que atraía a la nobleza. Los varios intentos de introducir la ópera italiana en el país galo terminaron en completo fracaso. Los compositores franceses que seguían estos movimientos tomaban nota pero no daban un paso al frente.

Esta, digamos tragedia, en la historia musical en Francia terminará cuando un niño nacido en Florencia y hábil con la guitarra es llevado a la capital francesa y a sus veinte años era capaz de manejarse con excelencia en el violín y entablaba fuerte amistad con el joven príncipe Luis XIV. Su nombre era Giovanni Battista Lulli que afrancesó su nombre a Jean-Baptiste Lully. A mediados de siglo se convirtió en el principal compositor de música instrumental del país y de su verdadero centro de poder, Versalles.

Con esta posición afortunada, durante las fiestas de la nobleza conoce a Molière y juntos colaboran para hacer de las danzas en la corte un espectáculo inmejorable, algunas de ellas con escenas que se aproximan a la ópera dramática, ya encarando la recta final del siglo. Finalmente se crea una Academia de Ópera, donde Lully desembarca con el consentimiento del rey, se adueña del monopolio musical francés. Esto se explica cuando descubrimos que los anteriores intentos de levantar la ópera en Francia habían fracasado con distintos incompetentes.

Lully publica la primera gran ópera francesa, Cadmus et Hermione y como director de la Academia escribe una ópera anual como Alceste, Isis, Proserpine, Amadis, Roland..., aparte de otras composiciones y en la representación de sus obras gustaba de dirigir de manera magnífica sus enormes orquestas.

Tras la muerte de Lully, Michel de Lalande toma el testigo de todas las funciones de la Academia con el consentimiento del rey francés. Es gran compositor religioso como lo demuestran sus motetes, escritos especialmente para los últimos años de vida de Luis XIV.

Contemporáneos a Lully y de calidad más que aceptable tan sólo encontramos a Charpentier que fracasó en la ópera pero compuso algunos musicales para Moliere, y sobre todo, unas obras religiosas excelentes, como Miserere de los Jesuítas y la sorprendente Tedéum. Como muchos otros compositores también tuvo alumnos. Uno de ellos fue Gervais que nos ha legado unos salmos religiosos espléndidos, en especial el Salmo XIX.

Como dato anecdótico mencionamos a un tal Henri Dumont que compuso unas horribles misas conocidas como messes royales de canto llano, que al contar éstas con fáciles melodías ganaron fama entre el inculto pueblo.

Años más tarde, y ya en el siglo XVIII, otros autores, pero de más baja calidad, fueron Campra, Destouches y Couperin.

ALEMANIA

Al fin llega el despertar de Alemania a la música. El primer ejemplo visible fuera de lo común entre los artistas fue Heinrich Schütz. Siendo niño había sido criado con las tradiciones musicales alemanas que incluían a Lassus y la polifonía del siglo anterior. Descubierto por casualidad por un noble, recibió una educación digna por varios años y aún entonces no estaba seguro de continuar con la música hasta que recibe una beca con la que mejorar y terminar sus estudios en Venecia donde trabajó con el maestro Gabrieli. Al regresar a Alemania comienza a trabajar como organista y poco después es contratado como maestro de capilla en Dresde, Sajonia. Aquí ya muestra sus grandes dotes componiendo una obra maestra como los Salmos de David. Más tarde termina una ópera: Dafne, ahora perdida. Hace un paréntesis de un año para marchar de nuevo a Venecia y a pesar de su avanzada edad, se convierte en alumno de Monteverdi al que dedicará sus magníficas Symphoniae Sacrae una vez regresado, auténticas obras maestras de la época. La guerra de los treinta años obligan a Schütz a estudiar mucho y componer poco. Tras este periodo continúa componiendo masivamente para la corte de Sajonia pero también tiene tiempo para sus proyectos personales hasta el fin de su larga vida.

Otras obras célebres de este autor son: Réquiem AKA Musikalische Exequiem, los espectaculares Doce Cantos Espirituales, algunos motetes, la bella Es ging ein Saemann aus y las tres pasiones:Pasión de San Lucas, Pasión de San Mateo, Pasión de San Juan. Y finalmente el colosal Magnificat Alemán.

Contemporáneos a Schütz están Aichinger, Praetorius.

En aquellos tiempos nació la escuela de Leipzig que contó con Knüpfer, Zachow, Kuhnau o Johann Christoph Bach que escribió una obra maestra para órgano, una cantata llamada Es erhob sich ein Streit im Himmel. La cantanta era un motete concertante italiano pero agermanado y sólo para protestantes, un hecho que no se daba entre los compositores católicos, y que el gran Johan Sebastian Bach utilizará bastante.

En cuanto a la música instrumental, como ejemplo Corelli en Italia, no hemos podido hallar apenas auténticos maestros. Y todos en órgano. Werckmeister, Scheidt, Froberger, el virtuoso Pachelbel o el genial Buxtehude. Pachelbel y Buxtehude inspiraron la juventud de Bach, uno con sus bellas cantantas y otro con su organización de conciertos en Lübeck, el Abendmusiken. De Werckmeister podemos decir que inventó el temperamento como se observa en su obra Musikalisch Temperatur.

INGLATERRA.

Inglaterra también pecaba de lo mismo que en Alemania. Los protestantes impedían muchas de las interpretaciones sagradas y tan solo la música instrumental conseguía salvarse de esta censura.

En las islas británicas se desarrolló un género únicamente inglés conocido como Fantasías que eran principalmente un grupo de violas en concierto. Autores de este movimiento eran Ford, Lawes o Jenkins.

Tras el largo reinado de Carlos I, llegó la república cruel de Cromwell donde los puritanos se convirtieron en auténticos árbitros dictatoriales de la vida social y atacaron las artes como el teatro, la literatura o la música, que se resintieron amárgamente. Después de Cromwell, llegaba al trono Carlos II y traía al país la música francesa. El monarca coloca como maestro de capilla a un tal Thomas Cooke que impartió clases a estudiantes como John Blow y Henry Purcell, de la escuela inglesa.

John Blow fue organista en Westminster y compuso mayoritariamente en música religiosa: anthems, aunque es más recordado por su gran ópera Venus y Adonis.

Henry Purcell comienza en el canto, luego en los coros de la capilla real y más tarde como alumno de Thomas Cooke y John Blow seguidamente. Hizo gran fortuna como músico de la corte y compositor para los reyes Carlos II y Jacobo II y para algunos nobles. Enorme la cantidad de obras creadas por este músico.

De Purcell destaca la cuarta oda a Santa Cecilia. Ha compuesto unas quince Fantasías para viola al estilo inglés, doce sonatas a trío de estilo italiano, las fabulosas sonatas a cuatro, que son el auge de su música instrumental, una ópera como Dido y Eneas y bastantes semióperas de las que hay tres que destacan exclusivamente sobre las demás: King Arthur, The tempest y The fairy queen en las que Purcell es un maestro que explota magistralmente el drama y los coros, porque con la censura actual los cantantes o protagonistas no podían destacar en las actuaciones; estaba mal visto en la sociedad inglesa. No obstante, estas obras apenas son soportadas hoy en día, pero sí lo eran en su época. Aunque se comprendió su valía y sus obras, en apenas escasos años sus compatriotas le olvidaron hasta ser bien reconocido en el siglo XX.

Tras su muerte, ningún discípulo o autor pudo sucederle. No había tampoco una escuela que aprovechara sus enseñanzas ya que incluso la inglesa había desaparecido.

La polifonía instrumental será el origen de las sinfonías y los cuartetos en un futuro próximo, y Purcell contribuyó a ello tanto como otros.

Harmonia Mundi 50 years CD26 Lully - Divertissements

Harmonia Mundi 50 years CD26 Lully - Divertissements

Año: Siglo XVII
Compositor: Lully
Intérprete: Capriccio Stravagante Skip Sempé
Charpentier - Te Deum

Charpentier - Te Deum

Año: Siglo XVII
Compositor: Charpentier
Intérprete: Les Arts Florissants
Lully - Les Divertissements de Versailles

Lully - Les Divertissements de Versailles

Año: Siglo XVII
Compositor: Lully
Intérprete: Les Arts Florissants
Harmonia Mundi 50 years CD13 Biber, Stefani

Harmonia Mundi 50 years CD13 Biber, Stefani

Año: Siglo XVII
Compositor: Heinrich Ignaz Biber, Stefani
Intérprete: Gustav Leonhart
Harmonia Mundi 50 years CD16 Caccini - Nuove Musiche

Harmonia Mundi 50 years CD16 Caccini - Nuove Musiche

Año: Siglo XVII
Compositor: Giulio Caccini
Intérprete: Jordi Savall, Montserrat Figueras, Schola Cantorum Basiliensis
Harmonia Mundi 50 years CD28 Knupfer, Schelle, Kuhnau

Harmonia Mundi 50 years CD28 Knupfer, Schelle, Kuhnau

Año: Siglo XVII
Compositor: Sebastian Knüpfer, Schelle, Johann Kuhnau
Intérprete: Cantus Cölln
Harmonia Mundi 50 years CD42 Sainte Colombe

Harmonia Mundi 50 years CD42 Sainte Colombe

Año: Siglo XVII
Compositor: Monsieur de Sainte-Colombe
Intérprete: Hille Perl
Harmonia Mundi 50 years CD46 Vivaldi, 4 Seasons

Harmonia Mundi 50 years CD46 Vivaldi, 4 Seasons

Año: Siglo XVII
Compositor: Antonio Vivaldi
Intérprete: The Harp Consort
Pachelbel, Hexachordum apollinis

Pachelbel, Hexachordum apollinis

Año: Siglo XVII
Compositor: Johann Pachelbel
Intérprete: John Butt
The Academy of Ancient Music - Pachelbel, Canon

The Academy of Ancient Music - Pachelbel, Canon

Año: Siglo XVII
Compositor: Johann Pachelbel
Intérprete: The Academy of Ancient Music
Buxtehude Harpsichord Music, Vol 1

Buxtehude Harpsichord Music, Vol 1

Año: Siglo XVII
Compositor: Dietrich Buxtehude
Intérprete: Lars Ulrik Mortensen